sábado, 17 de mayo de 2014

Si te gustó "House Of Cards" tienes que ver "Boss" (Series de TV).

El título es una mera referencia, no hay razón para comprar...

Boss es una serie estadounidense que cuenta la historia de Tom Kane (Kelsey Grammer) alcalde de Chicago que no tiene ninguna reserva en lo que concierne a mantener su poder e imponer su posición a sus contrarios.

La representación gráfica de la trama que vemos en el poster la primera temporada es inmejorable!
En el primer episodio de la primera temporada nos enteramos que Tom Kane padece una enfermedad neurologíca degenerativa para la que no hay cura ni un tratamiento efectivo. Es interesante como el alcalde resuelve los problemas, enfrenta a sus adversarios y además supera los síntomas de la enfermedad... todo al mismo tiempo.

La forma en que el espectador se identifica o simpatiza con los personajes es en buena medida la razón del éxito o fracaso de una serie, en Boss todos los personajes son solidos y las actuaciones son impecables, -la selección del elenco no pudo ser mejor-, lo que aporta un aire de realidad que le va muy bien al desarrollo de la serie, donde en cada capítulo profundiza un poco más en el back ground de cada uno de los personajes y la forma en que se relacionan.


Es una serie que puede entretener y emocionar a cualquiera, y no es necesario "ser experto en política"... las estretegias, la ambición, la avaricia, la pervercidad y los juegos de poder que conducen la serie son naturaleza humana en su máxima expresión.

Hay hilos en la trama que son fáciles de adivinar o deducir, pero hay otros -los más importantes- que sorprenden al espectador por la forma en que se desarrollan y culminan, ahí en encanto de esta serie.

Hay política de buen nivel expuesta en negociaciones inteligentes de ceder en ciertos temas para ganar en otros, y por otro lado hay traiciones, hipocresía, drogas, violencia y sexo que siempre toma tintes misteriosos cuando se mezcla con el poder.

El capitulo final de la primera temporada es brillante, Tom Kane sorprende hasta a sus colaboradores más cercanos que creían conocerlo muy bien. El final de la primera temporada avienta literalmente al espectador a la segunda temporada...

En la segunda temporada Tom Kane enfrenta nuevos desafíos, tiene que "re-armar" a su equipo mientras el desarrollo de su enfermedad ocasiona síntomas insoportables.

La serie esta "completa" (Boss - Dos Temporadas) en Netflix Lat. Y pongo "completa" entre comillas porque no hay una conclusión, la serie fue cancelada dejando la historia sin un desenlace.

Hay rumores de una película de 2 horas de duración que le daría una conclusión a todos los hilos sueltos que dejó la cancelación, pero hasta el momento nada confirmado.

Boss se antoja para ser una de esas series sin un final feliz para el protagonista.

Es una verdadera lastima que una serie de esta calidad se quede a medias... sería bueno que Netflix -o cualquier otro servicio similar- la rescatara como lo han hecho con "Arrested Development" y "The Killing".

El tema de los créditos iniciales es de Robert Plant y Band Of Joy, con un arreglo especial para la serie.


Publicar un comentario