jueves, 4 de septiembre de 2014

Ahora en este blog: Películas VS Series.

Hasta hace algunos meses no había noche que no viera alguna película... aunque para los propósitos de este ensayo el medio es lo de menos, puedo comentar que si vi una buena parte del catálogo que medio valía la pena ver de Netflix antes de que "creciera tanto".

Disfrutaba enormemente ver cualquier película -menos de las de época, esas no- y casi nunca deje ninguna a medias... aunque fuera muy mala siempre las vi hasta el final.

No me enganche con las primeras series de TV que empezaron a hacer ruido... incluso Lost la empecé a ver cuando ya estaban transmitiendo la última temporada.

Palabras más palabras menos, hoy prefiero el formato de las Series de TV que te cuentan una historia en 12 o 14 capítulos de 40 minutos de duración. Hay veces que veo hasta 3 capítulos por noche.

Las películas aun cuando duren solo 90 minutos me aburren. Primero pensaba que era porque las películas que decidía ver no eran buenas o bien, que yo no estaba en la sintonía correcta o  de humor para ver tal o cual película.

La última que quite a los 30 minutos fue la nueva de Robocop...¿Que carajos les costaba haber respetado la historia original solo aprovechando los avances tecnológicos para mejorar -sin abusar de- los efectos y hacerla "más atractiva" y "actual" visualmente, . Si se trataba de presumir efectos por computadora hay muchos guiones originales para echar a perder... y  no me gustó Joel Kinnaman para el papel.

- "Si ya se, Robocop modelo 2014 es una película dirigida a otra generación, en ese loco intento de rescatar iconos de décadas pasadas para las nuevas generaciones... lo sé... ya...

Llegue a pensar que era un fracasado como cinéfilo... y cosas peores.

Estaremos de acuerdo en que -salvo las películas de acción- el espectador tiene que poner algo de su parte para poder disfrutar plenamente una película... o no?

Finalmente caí en cuenta que haber visto películas de dudosa calidad lejos de cultivar mi gusto lo contamino, y basto con ver una buena película para retomar el rumbo.

Todo esto es para comentar a quien pasa por aquí que a partir de hoy el blog toma un nuevo giro que se parece mucho al de antes, pero que ahora es mejor porque las cosas nuevas son siempre mejores.

Gracias American Hustler por devolverle el gusto por películas!

PD. Considero oportuno aclarar que vi Amrican Hustler antes del escandalo de las fotos hackeadas de Jeniffer Lawrence. Si soy morboso pero no tanto así.
Publicar un comentario