sábado, 21 de febrero de 2015

Película: Whiplash (2014) *De cara a los Oscars 2014.

Gran, gran, gran y gran película para ver y disfrutar que es lo que se trata esto de ver películas... según yo.

Las escenas donde la Studio Band (Orquesta de Jazz) ensaya tienen un gran sonido y ni que decir de los créditos finales, que obliga a verlos completos solo para escuchar la música.

Escrita y dirigida por el joven Damien Chazelle, Whiplash es -según dicen los expertos en esto de reseñar- un cortometraje alargado que tuvo una gran participación en el Festival Sundance de 2014 y que le valió la inmediata atención de los medios siempre ávidos de historias originales para contarlas de forma exagerada.

Whiplash en la historia de Andrew (Miles Teller) un estudiante de música que aspira a ser el mejor baterista de Jazz del mundo. Las cosas empiezan a suceder... o cuando menos eso cree el.


Fletcher es el prestigiado  y mal humorado maestro que dirige la Studio Band, personaje al que el experimentado J.K. Simmons le imprime una gran intensidad y pasión. Su papel es claro... o no.

He leído hasta el cansancio -porque así leo yo, hasta que me canso- criticas a la película basadas en el poco realismo que presenta en cuanto a técnicas adecuadas para tocar la batería... como si Whiplash fuera un simple vídeo instruccional para aporrear tambores.... por favor!

Como sea... los 107 minutos que dura la película se van como agua y el final es lo que tienen que ser.


El trailer...



El trailer es un gran catalogo de insultos que puedes aprender para usarlos con tus amigos!
  
Para los no iniciados en el fascinante mundo del Jazz las canciones que aparecen en la película son canciones clásicas del genero, y lo digo para que no anden por ahí haciendo papelones con comentarios desatinados y mal informados.

Publicar un comentario